¡Un Abrazo Con Toda El Alma! Ulengue Se Despide Así De Su Cuidadora Al Ser Liberado

Compartir en Facebook
Enlace Patrocinado

Ulengue estaba a punto de ser liberado, luego de un largo viaje hasta llegar a su hábitat. Pero los sentimientos de este chimpancé son puros, y no pudo irse sin antes despedirse de su “madre” humana, la española Rebeca Atencia.

Rebeca había cuidado de Ulengue desde pequeño, cuando llegue al Centro de Rehabilitación de Chimpancés del Instituto Jane Goodall (IJG) en Tchimpounga, el más grande de África, en 2006.

Enlace Patrocinado

Desde ese momento, comenzó el trabajo de cuidar y salvar a Ulengue del terrible estado en el que llego. Desnutrición, deshidratación, depresión y parasitos eran los problemas a tratar. Fue tal el cuidado entregado por el instituto, que en sólo cuestión de meses este primate se curó y se convirtió primero en un jovencito más confiado, y luego en un fornido macho de unos 12 años de edad.

Luego de todo este proceso ya era hora de vivir en libertad, pero antes de irse no pudo dejar de despedirse de su “madre”….

Mira el emocionante video:

“Lo que no me podía imaginar es que se lanzara así a abrazarme, ¡pesa mucho más que yo!”, contó la directora del centro, Rebeca Atencia.

“Desde que le vi delante de un restaurante. Lo tenían a la venta. Llamamos a la policía y les detuvieron por tráfico de animales. Un bebé de chimpancé de kilo y medio que vi crecer y hacerse adolescente e interesarse por las hembras, y luego adulto y desarrollar la dominancia. Pero siempre estuvimos allí nosotros, su referencia en cada paso de su crecer”, comentó emocionada hasta las lagrimas.

Sin duda, ninguno olvidará al otro…

 

¡Qué lindo momento!

Comenta y comparte con tus amigos

Compartir en Facebook
Loading...