Ella Perdió 40 Kilos Y Ahora Comparte Sus Infalibles Trucos

Compartir en Facebook

Emily Abbate tiene una historia increíble, no solo por su condición física excepcional sino porque además hizo un gran cambio en su vida pasando de tener sobrepeso hasta conseguir una gran figura, saludable y sin problemas, dejando atrás 40 kilos de más.

Enlace Patrocinado

Un día cualquiera en que debía levantarse para comenzar su día sintió algo extraño en sus piernas, las fuerzas le fallaron y apenas podía sostener su peso. En ese momento decidió que debía cambiar su estilo de vida.

 

If you’ve been following along this week, I’ve been running a 5K every morning for an article I’m writing. Today’s day eight. I know. Yes, there are seven days in a week. Which means that yes, the week’s over. Still, getting up with the sun this morning and doing it again today felt … right. Just as right as when I started running in the first place. I get the question a lot: “How did you start?” From I’m-not-sure-running-is-for-me skeptics, I hear all the same excuses I used to give: I can’t breathe. I get tired. I get bored. I hate wearing shorts. My arms feel funny. This week of running 5Ks made me remember what it was like to be a beginner. When I started running constantly back in 2007, I sucked at it. I didn’t have stamina. I didn’t have a good playlist. I didn’t have clothes that wicked sweat and wore sneakers that I later learned were two sizes too small. But the one thing I did have was will. Every day, I got out after lunch and ran. After 14 minutes filled with cursing under my breath, I was done. It didn’t matter that it was a snail-worthy pace. All that mattered was that I was creating a habit, one mile at a time. A habit that not only stuck with me, but I learned to love. A habit that changed my life forever. So. Go on, start something. It doesn’t have to be running a 5K every day. Just make a habit stick, see what happens when you push your comfort zone, and be better for it. Just remember to give me a shout when you’ve honed in on what that is. #thankful #running #dogood

Una publicación compartida de Emily Abbate (@emilyabbate) el

Para Emily perder peso si fue muy difícil, sin embargo se dio cuenta de lago que probablemente no muchos de los que intentamos perder peso nos hemos dado cuenta. Todas las dietas consisten en deshacerse de algo que nos gusta comer y de alguna manera operan haciéndonos sentir culpa por nuestros malos hábitos.

No necesitas deshacerte completamente de ninguna cosa para bajar de peso.

“En lugar de hacernos sentir culpa por comer grasas saturadas, los nutricionistas deberían alentarnos a consumir todo en porciones saludables. Es cierto que no puedes vivir de ensalada, pero tampoco de hamburguesas, toda dieta debería basarse en el equilibrio.”

Escoge un ejercicio físico que disfrutes en realidad.

“Si odias ir al gimnasio, no vayas, tiene más sentido que pases la tarde montando bicicleta alrededor del parque o jugando fútbol con tus amigos que haciendo algo que no disfrutas. Lo verdaderamente importante es recuperar la fuerza muscular y la voluntad de hacer esfuerzos físicos significativos.”

 

Rodéate de gente que te apoye.

“Todos tenemos buenas y malas influencias dentro de nuestro círculo social, es preferible rodearnos de aquellos que nos incitan positivamente a cambiar nuestros hábitos, que de esos otros que se ríen de ti y te invitan a comer y a beber de manera desaforada. Quizás perder esos kilos de más nos cueste algunos amigos, pero vale la pena.”

 

Emily tiene razones para estar muy orgullosa de su cambio y estos 3 sencillos consejos te pueden ahorrar el padecimiento que ella tuvo cuando descubrió que se encaminaba hacia una vida de dolor físico y emocional debido a sus malos hábitos.

 

Nunca es tarde para comenzar a cambiar tus hábitos y tener una vida más saludable. Comparte esta historia. 

Compartir en Facebook