El Galán De Marimar Cumplió 47 Años ¡Y Sigue Luciendo Tan Guapo Como El Primer Día!

Compartir en Facebook

Eduardo Capetillo es un ícono de la masculinidad gracias a los galanes que ha interpretado en las telenovelas mexicanas.

Enlace Patrocinado

Disfrutando de la hermosa vista de mi bello Ocoyoacac

A post shared by Eduardo Capetillo (@capetillo_eduardo) on

Dicen que su virilidad se relaciona al amor por los toros que corre en su familia: Eduardo nació en Puerta del carmen, un rancho del Estado de México donde las corridas de toro eran el pan de cada día.

Su padre, Manuel Capetillo, era torero y -como si fuera poco- su madre, Carmen Vázquez, era de origen español y estuvo casada con el gran torero ibérico Carlos Arruza.

Gracias por su confianza un honor ser su padrino, a mis 50 ahijadas Felicidades y que Dios las bendiga siempre

A post shared by Eduardo Capetillo (@capetillo_eduardo) on

Pronto, Eduardo supo que amaba la actuación y que se dedicaría por completo a ello. A los trece años debutó en televisión, y desde entonces no ha dejado de trabajar en la pantalla chica.

Mamita eres lo máximo, te adoro con todo mi corazón, felicidades!!!!!!

A post shared by Eduardo Capetillo (@capetillo_eduardo) on

Fue justamente en la televisión donde conoció al otro gran amor de su vida: Bibi Gaytán. Cuando trabajó en Televisa, su éxito subió como la espuma, especialmente cuando compartió el set con Thalia en la entrañable “Marimar”.

Disfrutando de un paseo a caballo en mi querido Ocoyoacac

A post shared by Eduardo Capetillo (@capetillo_eduardo) on

Eduardo y Bibi se casaron en una de las bodas más famosos de todo México, y que fue transmitida en vivo.

En el año 2011, Eduardo dejó Televisa para unirse a TV Azteca, donde siguió con su imparable carrera de actor.

Estás presente en mi vida siempre, te quiero,te agradezco,te admiro,te amo , felicidades Jefe eres lo máximo !!!!!!

A post shared by Eduardo Capetillo (@capetillo_eduardo) on

Eduardo y Bibi son muy unidos a sus hijos, y mantienen una vida bastante apegada a las tradiciones familiares.

Hombres como Eduardo han marcado a la cultura popular mexicana para siempre. Y además es buen hijo, buen padre, buen esposo y un excelente actor.

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Compartir en Facebook
Loading...