Durante El Discurso De Graduación Dejó A Todos Atónitos, Nadie Sabía Que No Tenía Techo

Compartir en Facebook

Durante El Discurso De Graduación Dejó A Todos Atónitos, Nadie Sabía Que No Tenía Techo

Enlace Patrocinado

“Renunciar nunca es una opción… Todo el mundo piensa que trato de tener buenas calificaciones porque soy inteligente. No es verdad. Lo hago porque tengo mucho que perder”

Esto ocurre a medida que el público comienza a darse cuenta de lo que quiere decir, mientras el silencio se apodera de todos los presentes, hasta el punto en el que todos fuera del círculo cercano a Griffin desconocían completamente su vida fuera de la escuela.

Youtube

 

La historia de Griffin Furlong se desenvolvió en algo nada habitual, su madre murió cuando tenía 6 años y lo dejaron con su hermano mayor y su padre, después de su muerte y una serie de problemas, se quedaron sin casa, y pasaron el resto de su días entre hoteles, moteles y finalmente refugios, donde quiera que pudieran dormir.

En una entrevista, Griffin relató sus sentimientos de aislamiento a lo largo de su etapa como estudiante, debido a que no vivía en los mismos barrios que sus compañeros, recordó muchas noches soportando hambre deseando no tener que despertar para enfrentar otro día así.

Youtube

Enlace Patrocinado

 

Tanto sus compañeros como maestros estaban asombrados, por decir lo  menos, incluso su profesora Natalie Donald dijo que:

“En realidad lloré cuando lo vi en las noticias. Ha hecho todo lo que debía en mi clase, y nunca usó sus circunstancias como una excusa para justificar que no podía hacer nada”.

Griffin fue aceptado en la Universidad de Florida donde su hermano mayor debía graduarse ese verano. Y una cuota de 20 mil dólares al año y alojamiento parecía poner en peligro las futuras metas educativas del adolescente.

Después de un par de prestamos y becas para ayudarles en sus estudios, todavía le faltaban gastos por cubrir, así que, preocupados por la situación, sus compañeros crearon una página en GoFundMe a nombre de Griffin, y en tan solo dos semanas habían recaudado 90 mil dólares.

Una vez que Griffin terminó su discurso, concluyó con:

“No vivas una vida sin propósito… Es increíble lo que puedes hacer con tu vida cuando tienes motivación, ambición y, lo que es más importante, un propósito.”

 

¿Qué te parece la historia de este chico?

Comparte

Compartir en Facebook